Páginas vistas en total

6 de noviembre de 2010

Mientras Espero a Caronte

La víspera del abismo
me maquillaré los ojos
con la incertidumbre gris
que derraman los andenes
si el silencio los exprime.

Sobre un planeta poblado
de lobos sin más pelaje
que las sombras y el frío,
será la luz de hospital
el único sol posible.

Antes de que todo pase
y vuelvan a criar los cuervos
en las chimeneas del tiempo,
regresará el lejano eco
de campanas espectrales:
hoy se celebra la liturgia
los que habitan las orillas
de la Estigia.
Hoy soy yo
el humano sacrificio.

© Rosario Troncoso

Extraído del poemario "Juguetes de Dios" (CVA Ediciones, 2009)
Disponible la segunda edición, sin gastos de envío en pedidos@cvaediciones.es

2 comentarios:

Laura dijo...

El reflejo de tu rostro luce mejor en el atlántico que en el Leteo y aunque Elton Jhon te cantaría encantado Sacrifice, yo prefiero que te cante Françoise Hardy su canción de amistad que te dirá lo mucho que admiro tu poesía y lo que me gustó éste especialmente. Bs.

http://www.youtube.com/watch?v=LyAuurHe3QI

veronica pedemonte dijo...

Los tres primeros versos son del romanticismo más agudo.

Ojos claros, serenos, lo que vedréis vos(no me confundí ni hablo en rioplatense, voy con Cetina y con Gil Vicente)en la clínica, será vuestro hermoso bebé.

Salud