Páginas vistas en total

15 de diciembre de 2008

Cosas que pasan


Al ritmo de tus días,
al flujo de tu tiempo, vela que dominas.
Al vaivén que marcas, caprichosa, amor,
a tu calor, me arrimo.
Flor de pradera:
de ti necesito.

De tu esencia me impregné
y ahora estoy atado a ti,
y el sulfuroso reclamo
es el deseo que por ti siento.
Deseo de tus noches mientras duermes,
deseo de tu latir y de tu aliento,
y al abrigo de tus besos
adentrarme en un camino
que tras de mí se borre.

Si tu bendita presencia
es la ofrenda ante el altar,
el agua de tu caudal
es la querencia animal.
A este desbordado antojo,
a este musgo de la roca donde me alojo.

En el panal de tus cuevas
puedo ocultarme y brotar,
y en tus recónditas corvas
puedo poblarte y amar,
desde tu tobillo moreno
al sonido de la trenza de tu largo pelo.

Manolo García

3 comentarios:

Francisco dijo...

Aunque no seas mi profe me sigues enseñando jajajajaajaja
No conocía a este poeta pero creo que empezare a buscar poemas de este autor. Este me a gustado mucho. Gracias por subirlo.

Rosario Troncoso dijo...

Me alegro que te haya gustado.
Es Manolo García, pertenecía a El Último de la Fila, un grupo que quizás no conozcas, porque eres muy chiquitito, y ya se disolvió.
Un besito.

Francisco dijo...

jajajajajajajajajajaja