Páginas vistas en total

14 de diciembre de 2008

David González

Buceando en el abismo cibernético, he encontrado en una publicación digital una interesante entrevista al poeta y narrador David González. Aquí muestro una de las respuestas que más me han impactado. Para leer la entrevista entera, entrad aquí.

"La poesía políticamente correcta está en las manos de los de siempre; los señoritos de toda la vida. Está en las manos de, primero, los poetas que la escriben y hacen todo lo posible por perpetuarla. Está, segundo, en las de determinados poetas mediocres que, con la inestimable ayuda de sus colegas, han alcanzado el éxito por la vía del atajo (premios y críticas amañadas, amistad con viejos poetas y un larguísimo etcétera).
Está, tercero, en las manos de los editores que, ajenos por lo que se ve a las temáticas que triunfan en otras disciplinas artísticas (música, cine, videojuegos...), siguen editando una poesía monotemática que sólo habla de amor y desamor o naturaleza. Pero ese amor no se refleja en nuestra vida cotidiana, y esa naturaleza, llena de arbolitos y pajaritos, cada vez se parece más a un desierto que a un oasis. Está, cuarto, en manos de los jefes de los suplementos culturales que filtran a sus críticos lo que deben o no reseñar, ejerciendo una censura en toda regla. Está en manos de esos críticos amiguistas que ensalzan los libros mediocres de sus amigos y silencian los libros importantes.
Están en manos de gente como aquélla de las tabernas de París en las que Modigliani les dibujaba un retrato a cambio de una pinta de vino y aquella gente o bien rompía o bien arrugaba los dibujos del pintor y los pisoteaba. Aquella gente que a la muerte de Modigliani se arrastraba luego por debajo de las mesas buscando los retratos que habían pisoteado. Está en manos de los dueños de los grandes medios de comunicación de masas que, como es natural, no van a dar cancha en sus páginas a poetas que escriben, precisamente, contra lo que estos empresarios representan. Donde no está la poesía es precisamente en el lugar en que debería estar: en las manos del pueblo sencillo, honrado, humilde y trabajador. Me jode decirlo y, aunque ya sé que generalizo, mi opinión es que a la poesía le han cortado ambas manos; se ha quedado manca."

2 comentarios:

valero cortadura dijo...

¡que el diablo te coma las orejas¡¡ gran poemario, por cierto querida petarda, ¿sigue en pie la presentación del viernes?

Rosario Troncoso dijo...

Claro que sigue en pie, aquí pondré esta noche el gran anuncio petardo!, jajajaja.
Un besazo guapísimo.
(veo que compartimos gustos poéticos, a mí el David González me fascina).