Páginas vistas en total

13 de diciembre de 2008

Escribo porque sí

Porque no me queda otra.

Porque necesito ponerle palabras a mi necesidad de amor, a mis miedos, mis complejos, mis euforias, mis orgasmos, mis pasos torpes, mis buenas decisiones, mis días grises y mis noches plenas. Escribo para que me entiendan. Escribo para que me quieran intensamente. Y para que me odien, más intensamente aún.

Odio las medias tintas. Y las ambigüedades.

Escribo lo que quiero y como quiero. Si en algo me siento libre, es en mi poesía.

Y por ahora, nadie ha venido a detenerme.

Me declaro culpable de manipular las palabras, exprimiéndolas hasta el límite. Y así soy feliz.

No hay comentarios: