Páginas vistas en total

1 de marzo de 2010

La Tierra herida y convulsa

Terremoto en Haití, terremoto en Chile...
Ciclones, tormentas,...
Icebergs a la deriva...
Crisis mundial. ¿Qué le pasa a la tierra? Para aliviar sus heridas, este poema inédito.


Porque a veces la tierra
no soporta nuestro peso.
Se sacude,
se arranca de raiz los ejes.
Alinea los cauces.
Reordena las orillas.
Silencia el ruido de los años ciegos.
Desabrocha el ecuador, se derrama.
Provoca un temblor de sangre y de huesos.

El ansia de silencio
cauteriza surcos y huellas, disuelve,
como el lodo en el agua,
los vestigios de los pasos, las sombras
vivas, sobre las ruinas.
La existencia toda, ante el precipicio.

Y sin hacer inventario de vidas,
descose cada línea divisoria,
Cayendo entre sus grietas
nuestros juicios pendientes.

La tierra, dolorida
regresa a los abismos primigenios.
Se retuerce; sobreviene el alud
definitivo, sepultando tiempo,
palabras y ciudades.

© Rosario Troncoso

8 comentarios:

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Dolorosa realidad, inevitable, pero a la vez la pregunta por el qué pasa tiene ribetes apocalípticos. No podemos con la naturaleza ni los misteriosos designios del destino.

Llama poderosamente a la reflexión el poema.

Ignacio Bermejo dijo...

¿Qué le pasa a la tierra,
que está dolida?
¿Por eso se retuerce?
¿Por eso agoniza?
¿Y qué pasa con el dolor
por tantas vidas perdidas?
¿Qué pasa?
¿Qué pasa?

Francisco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jhony dijo...

es que la hincamos,la quemamos, la explotamos,la fastidiamos tanto que se sacudio sin avisar...ya dormira de nuevo.

Manuel Rubiales dijo...

el universo tiene sus leyes, y su transgresión tiene consecuencias, negarlo es estar ciegos

Equilibrista dijo...

que le pasa a la tierra, como tu dices se desabrocha el ecuador y hasta se desplaza el eje...

bellos versos para infundir esperanza

zaen dijo...

Excelente poema, cada uno de sus versos no deja a nadie indiferente. Precioso en todos sus matices. Me quedo con un verso "Silencia el ruido de los años ciegos". Excelente.