Páginas vistas en total

6 de mayo de 2010

Mesa redonda "Y para qué + poetas"


El pasado 28 de abril, en la Biblioteca Provincial de Cádiz, participamos en una mesa redonda en la debatimos largo y tendido acerca de la poesía, sus entresijos, y la situación del poeta y su obra hoy día.

Hablamos de nuestra vocación, de nuestra devoción y de nuestras obligaciones para con nosotros mismos y los demás.
Si la poesía es, o sirve, para algo.

Cada uno de los que participamos, Raquel Lanseros, Carmen Moreno, Javier Vela y yo misma, no expresamos con libertad total, ante poquito público, pero suficiente. Y entre ese público amigo, se encontraban gente extraordinaria, los también poetas, Luis García Gil y Antonio Serrano Cueto, quienes participaron activamente en el turno de preguntas.

Distendida, interesante, divertida (al menos a mi me lo pareció), enriquecedora. Así fue la tarde que compartí con este puñado de amigos, aglutinados alrededor de una publicación editada por Eppur Ediciones y coordinada por Raúl Díaz Rosales y Julio César Jiménez. Una antología, también titulada "Y para qué + poetas" que reúne un racimo de nombres del panorama lírico español actual andaluz, que aún no hemos cumplido los cuarenta años.

Como anécdota de la tarde, no me puedo reprimir, y comentaré que en la semblanza que de mi persona aparece en dicha antología, se me han añadido ocho años más a mi aún tierna edad. Una errata que resultó divertida y dió lugar a comentarios halagadores para mi coquetería femenina, puesto que, a pesar de que casi no aparezco en la antología por edad (datan mi nacimiento en 1970 en lugar de en 1978), sí que parezco una muchacha de casi cuarenta, de muy buen ver, a mis 31 años...

Anécdotas simpáticas aparte, estuvo muy acertada, a nuestro parecer, la conclusión de la Delegada Yolanda Peinado, quien hizo un rápido retrato de quienes allí nos encontrábamos: Raquel Lanseros, poeta de exacerbado romanticismo. Javier Vela, la intelectualidad. Rosario Troncoso, todo corazón. Carmen Moreno, la provocación.

He de agradecer a Montserrat Cuvillo y a Julio César Jiménez, y con ellos, al Centro Andaluz de las Letras, el que hayan contado conmigo, y el que se tomen iniciativas como estas, tan interesantes, pese a que el fútbol, esa tarde, pudo con la poesía.

La velada continuó, en un bar cercano, fue maravillosa, donde compartimos una buena cena, y una agradable conversación entre buena gente.

Por todo ello, gracias.

5 comentarios:

Antonio Serrano Cueto dijo...

Un placer. Breve, como todos los placeres.

jhony dijo...

para que mas poetas?
por que sueñas?
por que amas?
por que lo explicas?
........

Rosario Troncoso dijo...

La poesía se puede amar, se puede vivir, sentir, incluso estudiar.
Teorizar acerca de ella, pero jamás será posible explicar el impulso que te lleva a amarla tanto.
La voz del alma, la arquitectura de los sueños.

Anónimo dijo...

To be a upright benign being is to procure a kind of openness to the mankind, an gift to guardianship uncertain things beyond your own control, that can take you to be shattered in very exceptional circumstances as which you were not to blame. That says something very weighty thither the condition of the ethical passion: that it is based on a trust in the fitful and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a spy than like a jewel, something fairly dainty, but whose extremely special beauty is inseparable from that fragility.

Anónimo dijo...

Advice in old age is foolish; for what can be more absurd than to increase our provisions for the road the nearer we approach to our journey's end.
[url=http://accutro6112.tumblr.com/]Watches[/url]
Watches