Páginas vistas en total

10 de junio de 2010

Descubrimientos personales: el flamenco.

El día 30 de abril tuve la suerte y el inmenso honor, de ser invitada a un recital poético y flamenco, con cante, con baile, y con mucho duende.
Rafael de Pablos, presidente de la Asociación Cultural de Amigos del Libro y las Bibliotecas "Luis de Eguílaz" hizo el milagro.
En la Peña Cultural Flamenca "Puerto Lucero", nos reunimos un grupo de amigos para celebrar el flamenco, la poesía, el arte y la cultura.
Amigos como el periodista y escritor Francisco Lambea, el compañero y cantaor flamenco Manuel Malía, Jesús Romero a la guitarra, Jesús Romero a la guitarra, Juan Antonio Soria al piano, todo ello aderezado con el baile de José Antonio Benítez y Estrella Domínguez.
Una noche inolvidable, en la que disfruté como nunca.
Aquí van las palabras que dediqué para abrir el acto:

"La poesía es como el viento,
o como el fuego, o como el mar.
Hace vibrar árboles, ropas,
abrasa espigas, hojas secas,
acuna en su oleaje
los objetos que duermen en la playa..."

José Hierro

El flamenco y la poesía tienen las raíces anudadas, y en las venas un palpitar de agua y sangre, de soledades varadas en las orillas del alma.
Surgen, de la mano, y percibimos en el aire el aroma más puro de la vida, hecha pétalos de alegría que se esparcen a su amor por la existencia.
No volveré a decir que no entiendo el flamenco.
Tampoco entiendo cómo vivir, y respiro.
El flamenco se siente o no se siente, te traspasa el instinto y te adhiere a la tierra, con una fuerza inexplicable, igual que el amor, igual que la fe, igual que todo lo abstracto que palita en el placer y en el dolor.
La poesía te deja bienherida la boca, cuando las palabras se asoman y desgarran el tiempo, pugnando por perpetuarse, y están, son, permanecen y te sobrevive.
El flamenco es el buen vino, la poesía es la buena copa.

Rosario Troncoso
Sanlúcar de Barrameda
30 de abril de 2010

2 comentarios:

Anónimo dijo...

To be a adroit human being is to be enduring a kind of openness to the world, an ability to trusteeship uncertain things beyond your own pilot, that can govern you to be shattered in hugely outermost circumstances for which you were not to blame. That says something uncommonly impressive about the condition of the honest autobiography: that it is based on a trustworthiness in the uncertain and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a plant than like a treasure, something somewhat feeble, but whose extremely item handsomeness is inseparable from that fragility.

Anónimo dijo...

Advice in old age is foolish; for what can be more absurd than to increase our provisions for the road the nearer we approach to our journey's end.
[url=http://www.blurty.com/users/accutro6112/]Watches[/url]
Watches