Páginas vistas en total

13 de marzo de 2013

Plomo

Es miércoles, y el sol hace un intento.
El viento helado, el gris, el lunes calando los huesos... otra etapa quedó atrás.
Pero estoy bastante lejos de sentir alivio. Más bien, sobreviene a mis manos un vértigo luminoso de expectativas para la primavera, un planning virtual que se me impone, o que me impongo, con un ansia que más parece hambre que otra cosa.
No siempre la luz, y los días más largos, a pesar del atracón de serotonina, son positivos, ya que no hay lugar para excusas.
Mientras, recogeré la energía, y me envolveré con ella, a modo de crisálida, a la espera de que el tiempo me transforme.
Y tengo muchos mantras, para el sueño y el oficio. Repitiendo entre dientes, hoy, dos versos de Abelardo Linares: "¿Cómo lograr que todo lo que en mí tiembla ahora, / tiemble en ti que me lees y al fin nazca el poema?".

A veces hay plomo en el ambiente nada más amanecer.
Plomo en el agua de la ducha, en la toalla, en el café, en los zapatos.
Y es que hay palabras que pesan muchísimo. Da igual que vengan de otro, o de uno mismo.

...................................................................
 





1 comentario:

Alinando dijo...

Tranquila, es plomo efímero. El sol lo derretirá y tu vitalidad le dará forma. Feliz regreso a la serotonina. Un beso.