Páginas vistas en total

5 de mayo de 2012

A mi madre


A mi madre

Este poema apareció, en su primera versión en el 2008, en el libro Delirios y Mareaas. En breve estará de nuevo entre las páginas de una antología muy personal.
Dedicado, un día como hoy, pero todos los días, a Rosario González, mi madre. Y a todas las madres, y a todas las mujeres que así lo sienten y acunan en sus brazos a la vida misma.
A todas, GRACIAS.

A mi madre
Me hiciste los huesos con besos
de mandarinas y palabras
de aceite, azúcar y de pan.

Diste todas tus jóvenes mañanas
a las mías recién amanecidas,
para que tu cariño inagotable,
y tu risa, se grabaran en mi alma,
nada más abrir los ojos y
                              alivias mi dolor.
Abrazándome fuerte.

Para que la inercia del mundo
no me llevara aún, tan pronto…
Pero  el tiempo ya tira de mis manos.
Y nos aleja, irremediablemente.

Y tengo tanto miedo...

Cóseme, mamá, otra vez las costuras.
Con hilo de canciones
con música de viernes.
para que nunca se abran
para nunca romperme.

Y que nunca me quede yo sin ti.
Ven a buscarme. Arrópame.

Tu voz es suficiente.

© Rosario Troncoso

4 comentarios: