Páginas vistas en total

11 de junio de 2015

Branquias

Escribe Javier Sánchez Menéndez sobre lo que es literatura, y sobre lo que no lo es. Todo aquello que se extrae del corazón, no es literario.  Pero el único modo de escribir, es hacerlo desde dentro.
No hay otra forma.
Desde dentro. Filtrar la realidad. Obtener lo puro, la esencia, los nutrientes.
Y una imagen, a estas horas, poderosa e inquietante: escritores como peces. Indefensos como peces. Torpes en tierra, como peces. Moribundos con sus inservibles branquias, lejos del mar.

....................................................................................

Aquello que se había extraviado. Objetos, cuya pérdida, ya se había asumido. Objetos amados. Que estuvieron, que fueron.
Y aparecen de pronto, en el fondo del cajón. Como esos pendientes olvidados. Los dobleces de un papel con la clave numérica y secreta de su voz. La garantía sellada del deseo que caducó. Un viejo reloj, muerto desde entonces.
Y vuelven, buscando un lugar, entre las cosas nuevas, las cosas viejas. Habrá que hacer sitio. No importa.
Las cosas viejas, entre las cosas nuevas, lo perdido y reencontrado. 
El amor. 

..................................................................................

No encuentro el silencio adecuado.

....................................................................................

Ir hilvanando poemas. Cosiéndolos, con mimo.

...................................................................................

Intento no exponer mi maquinaria íntima. No se puede, en esta jungla, ir con las venas al aire.
Claro que lo intento. Pero traiciono mi amor propio. Boicoteo mis propósitos de enmienda. 
Vuelvo a escribir según mis estados de ánimo.
No debería.

...........................................................................................


"Muchos de los llamados antisociales sólo son culpables de elegir a sus amistades cuidadosamente".
Robert Graves

No hay comentarios: